miércoles, 6 de julio de 2016

IIA.- Masonería ¿Motor Oculto o Vehículo de ideas.? Eloy Reverón


Pensar en este tipo de influjos es lo más lógico y sensato al referirnos a un mundo donde las ideas son perseguidas, donde el trasfondo de todo subyace en la conceptualización de un nuevo orden que otorgaba un nuevo papel a la sociedad civil, frente al antiguo régimen donde el Príncipe está sobre la Ley; no es fortuito que la crisis de la masonería operativa se resolviera veinticinco años después de la publicación de el Ensayo sobre la Sociedad Civil, de Locke. Los místicos constructores, van formando gremio con carpinteros, escultores, pintores. En la medida que crisis del pensamiento europeo afectaba a la
masonería operativa, tuvo que recibir diferentes candidatos: nobles y artesanos encontraron dónde nivelar sus intelectos en el proceso de nacimiento de la emergente burguesía. La logia es el lugar de encuentro, posibilitó la evolución de la mentalidad ilustrada, sobrevivió a la Revolución Francesa; posiblemente había adquirido un caris revolucionario en la organización de la nueva mentalidad que derramó el Té en Boston, siempre involucrada en una función esencial:   el lugar y la organización que reune gente, con mucha discreción. Las ideas republicanas atentaban por sí mismas contra la monarquía. La transmición de este conocimiento, el secreto de la organización. Para buscar el secreto masónico, es una buena pista estudiar la revolución burguesa y el rol de la masonería dentro de este proceso. Había que reunirse en secreto, las logias polítizadas debían ser secretas, por la persecución contra un nuevo orden que anunciaba la supremacía de la Ley sobre el Príncipe.
 Es necesario estudiar el giro que la masonería dió en América, porque de una masonería conservadora, que según las investigaciones del Dr. Ferrer Benimelli; en el caso de francia (8), fue elevado el porcentaje de masones que se quedó en la guillotina, demasiado elevado sobre la incipiente masonería que después llevó su estandarte en las barricadas de 1871(9).
 Es inevitable pensar que la transmisión de un nuevo espíritu requería de un vehículo discreto, porque el peligro que las nuevas ideas representaban para el poder establecido, necesitó más que discreción, el secreto riguroso que no debía salir en forma de palabra, mas sí en acción masónica. 
 Esto es lógico pero debe ser estudiado con detenimiento, coincide dentro del espíritu de un venezolano protagonista de las tres revoluciones más importantes en tres puntos del planeta. El espíritu de Miranda es la herencia de la masonería venezolana, la masonería venezolana se reconoce mirandina en el siglo XX, cuando manifiesta expresamente en sus constituciones, la trilogía de la libertad, igualdad y fraternidad. Su estructura secreta fue la más adecuada para proteger las ideas progresistas de la inquisición y el absolutismo, por eso fue proscrita como subversiva. También es la excusa que dan los masones para justificar la ausencia de documentos que confirmen su relación con la Orden. El contacto masónico de Miranda fue tan secreto, que no dejó documentos.
----------------------
(8) José Antonio Ferrer Benimelli,
Masonería Iglesia e Ilustración, Madrid, 1976,
(9) P.O. Lissagaray,
Historia de la Comuna de París, 1971.

sábado, 14 de noviembre de 2015

Obligación de un Venerable del siglo XVIII Dr. José Antonio Ferrer Benimelli

Sobre este particular es interesante conocer cuál era la obligación de un Venerable del siglo XVIII, según un Catecismo manuscrito utilizado en la Logia "San Juan de los Amigos de la Virtud" de Thiers, en el año 1776. Dice así: "Juro por el hierro[1] y sobre la Santa Escritura, ante el Gran Arquitecto del Universo, y esta augusta logia, vivir y morir en la religión católica Apostólica y romana en la que he nacido; ser fiel a mi Rey, contra el cual jamás levantaré las armas; juro no entrar en ninguna conspiración contra el Estado, así como jamás separarme de las leyes de la Masonería en general, y de las Constituciones particulares de esta logia; conducir y dirigir a mis hermanos con sabiduría, justicia y misericordia; tratarlos con dulzura, defenderlos y socorrerlos en sus necesidades; llevarles a obras de justicia y misericordia; aderirse a las cosas que sean propuestas y unánimemente convenidas para el bien de la sociedad y de esta logia; no conceder grados si no a los que verdaderamente lo merezcan, sin ninguna distinción, ni excepción de persona; solamente constituir logia y hacer masones con el consentimiento y asistencia de la logia; nosufrir directa ni indirectamente ninguna cabala, ni disensión es en la logia; y seguir en toda ocasión los caminos de mis padres, a fin degozar de la recompensa de los justos".[2]
 
publicado en Caracas, UCAB 1976
En no pocas logias cuando un profano pedía ser recibido franc masón, no solamente se informaban si era de buena vida y costumbres, sino que además el Venerable le preguntaba si era católico, apostólico y romano. Así en Toulouse, por ejemplo, todavía en octubre de1793 el candidato prestaba juramento teniendo la mano derecha sobre los Evangelios, y la mano izquierda con un compás abierto y las puntas colocadas sobre el pecho izquierdo.[3]
En Annonay, cuya población estaba compuesta a la vez de católicos y protestantes, que por otra parte vivían en buena inteligencia, los candidatos de las dos logias existentes en esa ciudad estaban obligados a declarar ante la logia reunida, que pertenecían a la Religión católica, apostólica y romana; o si eran protestantes, que pertenecían a la religión cristiana.[4] No obstante en 1774, el Grande Oriente rechazó el afiliar a los comediantes, que no tenían otra culpa que el haber sido excomulgados por la Iglesia. En esa época la opinión pública, a pesar de todo estaba más a favor de los comediantes que de la Iglesia.
Trece años más tarde, en 1787, la logia Saint-Jean de Jérusalem de Nancy, persistía en el proceder del Grande Oriente, y excluía todavía a los comediantes, alegando, por otra parte, que eran "viles a los ojos mismos de los profanos". Como nota curiosa cabe reseñarse igualmente que, por ejemplo, los mases "del Artois, apoyaron a los magistrados en sus gestiones para que no expulsaran a los Jesuítas en 1762 [5]



[1] Alusión al compás y demás instrumentos de la arquitectura que solían tener en la mano izquierda durante el juramento.
[2] L ' Obligation d'un Venerable de Loge au XVIII s., Annales Historiques de la Révolution FranQaise, 5 ( 1 9 2 8 ) 70. Apéndice 36.
[3] GROS, J. , Les loges maconniques de Toulouse de 1740 a 1870, Rev . de la Rev . FranQaise, 40 ( 1 9 0 1 ) 2 4 0 - 2 4 1 ; 2 5 8 .
[4] ROSTAING, L. , Les anciennes Loges d ' Annonay et les Clubs ( L y o n , 1 9 0 3) 30-35.
[5] MORNET, D. , Les origines intellectuelles de la Révolution Frangaise, 1715-1787 (París, 1954) 3 6 7 .

sábado, 19 de abril de 2014

viernes, 16 de agosto de 2013

viernes, 15 de marzo de 2013

II.- Masonería e Independencia de Venezuela (1995): Eloy Reverón


 El período dentro del cual se ha escrito en Venezuela mayor cantidad de trabajos relativos a la masonería es el de la Independencia. En él se encuentran también la menor cantidad de documentos originales relativos a la Orden. Esta circunstancia ha conducido a los investigadores a repetir lo que otros han repetido, y muchas veces con escaso fundamento de lo que se escribe. Esto ha hecho de este período el más oscuro en cuanto a saber si la masonería fue inspiradora, conspiradora, vehículo de ideas, o si todo esto (6) es un mito creado por la necesidad hacer proselitismo y defender el prestigio de la Orden del ataque de sus rivales.
Foto Eloy Reverón Museo de Maturín
diciembre 2011


Debemos tomar en cuenta que desde la Academia Nacional de la  Historia, los ataques contra la masonería durante los años 1928  -1930, cuando Monseñor Navarro abrió un concurso para conmemorar el centenario del decreto (7) mediante el cual el Libertador proscribió a las sociedades secretas, sea cual fuese su denominación. Ingenuamente, los masones de hoy, incluso pretenden negar que ese decreto no incluía a la masonería pretendiendo argumentar que ésta no es una sociedad secreta, como si la misma masonería hubiera podido soportar la crisis de la "cosiata".

------------------------

(6)Asciclo Valdivieso Montaño.Un Capítulo de Historia Masónica Venezolana,Caracas, Ed. Patria La Esfera, 1930, 23 pp.

(7) BOLIVAR, Simón.
 "Decreto de 8 de noviembre de 1828"
Bogotá, 8-11-1828, Archivo del Libertador, Sección O´Leary, T. XXVI fol. 61 y Vto.

Este texto fue publicado por  REVERON GARCIA, Eloy E "Mito y Realidad en la Historiografía Masónica" en : Bolivarium, N 4, Caracas, Universidad Simón Bolívar, 1995, 261- 335 pp. 

IB.c.- Alternativa metodológica Eloy Reverón

IB.c.- Alternativa metodológica para percibir los influjos masónicos. Rastreo en el marco histórico referencial. Partiendo de una carta firmada por los miembros de una logia en 1823.

IB.b.- LA HISTORIA MASONICA EN ESPAÑA. DEL MITO A LA MASONOLOGIA. Eloy Reverón


IB.b.- LA HISTORIA MASONICA EN ESPAÑA. DEL MITO A LA MASONOLOGIA.